El Periódico de Catalunya

Miércoles 05 Agosto de 2020

On Barcelona

Transformers: El lado oscuro de la Luna

Imagen de Transformers: El lado oscuro de la Luna

ESTRENO: 29/06/2011

DIRECCIÓN: Michael Bay

REPARTO: Shia LaBeouf, Josh Duhamel, Rosie Huntington-Whiteley

www.paramountpictures.es


SINOPSIS:

La tercera entrega de la exitosa saga cinematográfica producida por Steven Spielberg llega a las pantallas de todo el mundo dispuesta a convertirse en el blockbuster más taquillero del verano. Transformers 3 solo contiene momentos grandes, gigantes (explosiones, robots transformándose, edificios cayendo...), en especial durante su clímax final: 60 minutos de batalla en las calles y los cielos de Chicago que funcionan como escaparate de las últimas tecnologías digitales y de todo lo que su director, Michael Bay (La roca, Pearl Harbor), es capaz como coreógrafo de la destrucción. La película conecta la mitología de Transformers con la carrera espacial entre EEUU y la URSS en la década de los 60. Según imagina, ambas potencias iniciaron su competición con el fin de acceder a una tecnología alienígena extraviada en el lado oscuro de la Luna. El resultado es traer a la tierra la guerra entre los Autobots y Decepticons. Si en Transformers (2007) Optimus Prime y Bumblebee eran meros secundarios de los personajes humanos, y la segunda entrega en realidad no daba entidad a nadie, humano o animado, esta vez Bay ha convertido a las máquinas en protagonistas. Resulta irónico que una película que propugna la victoria del hombre contra el robot en realidad minimice el elemento humano en favor de un descomunal derroche de efectos digitales y 3D.


Trailer

Crítica

por Quim Casas (El Periódico)

Si se mira la lista de notables actores que aparecen en papeles secundarios en la tercera entrega de Transformers, uno diría que nos encontramos de lleno en una película de los hermanos Coen: nada más y nada menos que John Malkovich (como ejecutivo engreido con melena cana), Frances McDormand (en el papel de una experta en asuntos astronáuticos y alienígenas) y John Turturro (como risible y neurótico experto en conspiraciones). Pero no, por supuesto, estamos en el terreno acotado de Michael Bay, responsable de rocosos filmes de acción que ha encontrado en la franquicia de Transformers campo libre para dejar volar su imaginación más espectacular.

La última entrega de la trilogía intenta tener un poco de más peso argumental que la segunda, además de más efectos especiales, más batallas y el socorrido 3D que ya no sorprende a casi nadie. Por ello, el guionista de la función, Ehren Kruger, se las ha ingeniado para que la carrera lunar entre estadounidenses y soviéticos de principios de los años 60 no sea más que una justificación para esclarecer, por parte de la NASA, por qué un arca con información privilegiada diseñada por el líder de los Autobots chocó en 1961 en suelo lunar.

El prólogo es quizá lo mejor de la película. Bay se las ingenia bien en la sala de montaje para combinar planos de archivo de John F. Kennedy, otros procedentes de las emisiones televisivas de la época y los rodados para la ocasión, con la fotografía muy granulada para que conviva bien con las imágenes pretéritas, de modo que la peripecia secular entre Deceptions y Autobots se integra en un episodio crucial para la historia de la humanidad. El resto es pura parafernalia tecnológica tendente al caos controlado y con algunas secuencias de comedia que nunca llegan a funcionar.

Horarios

Lo sentimos, pero en estos momentos no hay horarios disponibles para esta película.