El Periódico de Catalunya

Miércoles 20 Marzo de 2019

On Barcelona

Sueño y silencio

Imagen de Sueño y silencio

ESTRENO: 08/06/2012

DIRECCIÓN: Jaime Rosales

REPARTO: Miquel Barceló, Celia Correas, Maria de Medeiros

www.wandafilms.com


SINOPSIS:

Oriol y Yolanda viven en París con sus dos hijas. Él es arquitecto, ella es profesora. Durante unas vacaciones en el delta del Ebro, un accidente transforma sus vidas... Tras aproximarse hace cuatro años al terrorismo en Tiro en la cabeza y causar todo un revuelo mediático, Jaime Rosales reafirma su condición de rareza dentro del cine español con su cuarta película, Sueño y silencio, en la que observa las reacciones opuestas de un hombre y una mujer que pierden a su hija en un accidente de tráfico. Mientras ella explota de desesperación, él se refugia en la amnesia y en un vacío de palabras y emociones. "Siento que hay algo más allá, pero no sé enunciarlo", explica el director. "Hago un filme en el que espero que esas emociones queden plasmadas de manera misteriosa. No me convence el mito, pero busco la espiritualidad".


Trailer

Crítica

por Quim Casas (El Periódico)

Como en las tres anteriores películas de Jaime Rosales, Las horas del día, La soledad y Tiro en la cabeza, el arranque de Sueño y silencio es como un boceto. No acabamos de situarnos ni en los espacios ni con los personajes. Se nos da información de ellos, pero fragmentada. El estilo es realista, casi documental, como ocurría en la filmación del día a día de unos etarras en Tiro en la cabeza. De repente, inesperadamente, como llegan siempre las tragedias, acontece un accidente, una muerte, una pérdida, un duelo, la dificultad de empezar a vivir de nuevo, un hueco en la memoria, la reconstrucción de un día a día que ahora resulta casi imposible.

La película, tras la debacle dramática (en La soledad era un atentado terrorista, aquí la muerte de un miembro de la familia protagonista), vuelve a construirse pacientemente. De nuevo, gestos aislados, escenarios que cambian, personajes que no sabemos si viven o sueñan, los recuerdos del pasado que se hacen cuerpo en el doloroso presente; volver a empezar, pero de un modo que nada tiene que ver con la realidad. Por ello, Sueño y silencio va del realismo a la configuración casi mística, del choque frontal (al que ayuda la granulada fotografía en blanco y negro y el diseño de unos encuadres que casi siempre descentran a los personajes en el plano) a la búsqueda, mejor dicho, a la caza y captura deseperada, de la vertiente espiritual. Es un filme entre estados de ánimo, de forzada modernidad pero imágenes de serena belleza. Rosales vuelve a filmar el dolor.

Horarios

Lo sentimos, pero en estos momentos no hay horarios disponibles para esta película.