El Periódico de Catalunya

Viernes 22 Enero de 2021

On Barcelona

Paycheck

Imagen de Paycheck

ESTRENO: 24/05/2013

DIRECCIÓN: John Woo

REPARTO: Ben Affleck, Uma Thurman, Aaron Eckhart, Paul Giamatti...

www.uip.es/paycheck/


SINOPSIS:

Paycheck cuenta la historia de Michael Jennings (Ben Affleck), un genio que trabaja en proyectos de alta tecnología para importantes compañías. Cuando Jennings termina un trabajo, su memoria es borrada de forma rutinaria para que no divulgue ningún detalle. Con su último trabajo espera ganar una cantidad desorbitada, pero en lugar de eso recibe un sobre lleno de objetos aleatorios y le dicen que había aceptado renunciar al cobro de sus servicios. Con ayuda de Rachel (Uma Thurman), la mujer con la que ha trabajado, Jennings emprende una carrera contrarreloj para recomponer el rompecabezas de su pasado, antes de que sus antiguos jefes acaben con su vida. Payckeck continúa el aluvión de adaptaciones al cine de Philip K. Dick (tras Minority Report, coincide en cartel con Infiltrado). Esta vez el responsable es el especialista en cine de acción John Woo (Mission Imposible 2, Cara a cara).


Crítica

por Nando Salvá (El Periódico)

¿John Woo adaptando a Philip K. Dick? Suena bien. O al menos sonaba bien hace 10 años. Desde entonces, el periplo americano del director de Hong Kong ha dado frutos tan amargos como Windtalkers, y del legado de Dick han resultado títulos como la más que discreta Infiltrado. PKD, como así lo llaman sus seguidores, ha sido adaptado profusamente por Hollywood pero siempre con excesivas libertades: los estudios deben de temer que sus diálogos sean demasiado crípticos, sus personajes muy complejos y sus visiones distópicas demasiado grandiosas como para derivar en un lenguaje fílmico coherente. Sólo así se entiende que Desafío total y Asesinos cibernéticos sean, básicamente, explosivos filmes de acción que sólo deben la osamenta a los dramas de Dick, comparativamente secos y extremadamente profundos.

Otro tanto sucede con títulos como Matrix, claramente deudores --aunque de manera oficiosa-- del universo dickiano, que han tomado prestado menos de PKD que de sus adaptaciones. Quizá una adaptación más fidedigna de la literatura del autor requeriría un director tan oblicuo como el propio Dick. David Lynch, por ejemplo, cuya Carretera perdida es más evocadora del pánico existencial del escritor que lo logrado por cualquiera de sus adaptadores a día de hoy --con perdón del Steven Spielberg de Minority report--.

Historia escrita en 1953, Paycheck recupera temas ya presentes en Blade Runner, Desafío total y Minority report: un tipo algo pelele pero simpático se ve en el centro de una conspiración que le obliga a cuestionarse su propia identidad y la naturaleza de la realidad. Mientras Scott y Spielberg se acercaron a la prosa de Dick como si del Viejo Testamento se tratara, Woo está más cerca de las raíces pulp del autor, aunque a quien más cita el director es a sí mismo.

Paycheck nos sitúa en el 2007. Ben Affleck es Michael Jennings, un genio electrónico que se dedica a robar proyectos a empresas para luego mejorarlos y venderlos a las empresas de la competencia. Por razones de seguridad, a Michael se le resetea la memoria después de cada encargo a través de un proceso muy peligroso que casi le fríe el cerebro: el procedimiento elimina los recuerdos del periodo entero que Michael ha pasado trabajando a cambio de un cheque. Jennings es invitado por su viejo amigo Rethrick (Aaron Eckhart) a formar parte de un proyecto que podría cambiar el mundo y hacer de Michael un tipo inmensamente rico: tres años después, tendrá mucho dinero pero ni un solo recuerdo.

De entrada, el filme de Woo transpira la paranoia presente en la prosa de Dick, pero ninguno de sus cuestionamientos morales: ¿qué tipo de individuo estaría dispuesto a sacrificar años de experiencias y recuerdos por un buen precio? Woo no se lo pregunta, y mejor: cualquier intento de que Affleck mostrara profundidad emocional habría convertido el filme en una comedia.

DOMINIO DE TIEMPO Y RITMO En su lugar, Paycheck es una elaborada película de acción a la manera de Woo, acerca de cómo el héroe trata de rehacer su vida tras darse cuenta de que su aventura ha sido un desastre: está implicado en un asesinato, y casi todos a su alrededor están más interesados en disparar primero y preguntar después. No tiene memoria ni dinero, sólo un sobre que contiene objetos extraños: un bote de laca, un bono de autobús, una llave Allen... El contenido del sobre le da cancha a Woo para todo tipo de casualidades imposibles, y convierte el filme en un episodio estirado de McGyver. Eso sí, Woo domina a la perfección el tiempo y el ritmo, de manera que cada objeto es la clave de nuevas revelaciones en la investigación de Jennings.

Paycheck reúne los ingredientes típicos del tecno-thriller: unos grandes laboratorios, un industrial desalmado --para Rethrick, el uso de productos capilares funciona como la cera en el bigote lo hizo por los villanos del cine mudo-- y un héroe atrapado en una situación que no entiende. El conjunto es cómodamente predecible, a pesar de una narración zigzagueante que quizá contente a los amantes de mecánicas discursivas intrincadas, pero que no puede tapar los boquetes que decoran la historia.

Con todo, el gran obstáculo en la narración es Ben Affleck: este tipo vendría a ser a una buena interpretación lo que el cuarto de libra con queso es a la alta cocina. Uno nunca acaba de creérselo, y eso que comparte mucho con su personaje. Como Jennings, Affleck ha aceptado este trabajo a cambio de un inflado cheque, y sólo dando por hecho que es incapaz de retener en la memoria los resultados de su trabajo se entiende que siga atreviéndose a hacer cine. A juzgar por la falta de química que destila su relación con Uma Thurman --la actriz, siempre convincente, interpreta a un amor del pasado que ayudará a nuestro hombre a reconstruir su vida-- no parece que, en el futuro, Affleck vaya a lograr otra cita con ella.

Horarios

Lo sentimos, pero en estos momentos no hay horarios disponibles para esta película.