El Periódico de Catalunya

Lunes 16 Septiembre de 2019

On Barcelona

Moonrise Kingdom

Imagen de Moonrise Kingdom

ESTRENO: 15/06/2012

DIRECCIÓN: Wes Anderson

REPARTO: Bill Murray, Jared Gilman, Kara Hayward, Tilda Swinton, Bruce Willis, Frances McDormand, Jason Schwartzman, Edward Norton

www.altafilms.com


SINOPSIS:

El director tejano Wes Anderson ha construido, película a película, un mundo muy particular e inimitable. Si todo verdadero creador es alguien que concibe un estilo, un temario y un tratamiento que le pertenece solo a él, y lo desarrolla de manera firme y coherente, Anderson es hoy por hoy, uno de los grandes autores del cine norteamericano. Moonrise Kingdom es una fascinante historia de liberación protagonizada por dos adolescentes que huyen de todo (el campamento de boy scouts, la familia, el sistema, los adultos...) y reviven así aquellos sueños imposibles que devinieron fustraciones para las generaciones posteriores. Actores establecidos como Edward Norton, Bruce Willis, Frances McDorman, Bill Murray, Tilda Swinton y Harvey Keitel se suman, paródicos, a esta propuesta tan bizarra como hermosa que inauguró el pasado festival de Cannes y demuestra la pujanza y versatilidad del estilo Anderson.


Trailer

Crítica

por Nando Salvá (El Periódico)

"En 12 años, tendrá 11 años y medio", explicaba un personaje de Life aquatic (2004), la quinta película de Wes Anderson, acerca de su bebé. "Esa fue mi edad favorita", contestaba Steve Zissou. Moonrise Kingdom es una elaboración de ese sentimiento, y no es casual que esté ambientada en el mismo año que Godard estrenó Pierrot el loco (1965), historia seminal de dos amantes en fuga, aunque, eso sí, aquí los amantes son preadolescentes. Mientras los hace huir a través del tipo de mundo enclaustrado y encantado que aparece detallado en un mapa al principio de los libros infantiles, Anderson entona una convierte la película en una oda a la rebeldía juvenil y una expresión de su propia singularidad. De hecho, Sam (Jared Gilman), es su alter ego ideal. Es fácil imaginárselo convertido en unos años en el Max Fischer de Academia Rushmore (1998).

Puede que esta sea la película más amanerada de un director acusado de amaneramiento pero, a la vez, Anderson muestra un grado de espontaneidad que refleja tanto la resolución de la pareja protagonista como la naturaleza indómita que los rodea. Es también su película más dulce y romántica, y quizá aquella de su carrera en la que las intenciones estilísticas y las temáticas están en más perfecta sintonía, en parte porque, aquí, este autor cuyo estilo se asocia con las casas de muñecas y los libros de cuentos pone el foco en unos niños precoces y no en los adultos dañados en los que un día se convertirán. La fatalidad de esa amarga evolución, demostrada en ese plano final que es a la vez un canto y un lamento por todo aquello que debemos dejar atrás, otorga a este filme maestro su avasalladora melancolía.

Horarios

Lo sentimos, pero en estos momentos no hay horarios disponibles para esta película.