El Periódico de Catalunya

Jueves 01 Octubre de 2020

On Barcelona

Moneyball: Rompiendo las reglas

Imagen de Moneyball: Rompiendo las reglas

ESTRENO: 03/02/2012

DIRECCIÓN: Bennett Miller

REPARTO: Brad Pitt, Jonah Hill, Philip Seymour Hoffman

www.sonypicturesreleasing.es


SINOPSIS:

Es difícil entender que un ensayo sobre sistemas y metodologías y que analiza el conflicto entre datos empíricos y sabiduría subjetiva, pueda llegar a convertirse en una película protagonizada por Brad Pitt y candidata a seis Oscar, pero ese precisamente es el caso de Moneyball: rompiendo las reglas. Se trata de la historia real de Billy Beane. En su día toda una promesa del béisbol que nunca llegó a convertirse en realidad, Beane logró revolucionar y reinventar ese deporte despojándolo de todo el mito, el romanticismo y la magnificencia y convirtiéndolo en una ecuación matemática. En el verano del 2002, al frente de los Oakland Athletics, logró que la aritmética no solo explicara el juego, sino que lo dotara de drama y poesía. La película ha sido nominada a los Oscars a Mejor película, Guión, Actor principal (Brad Pitt), Secundario (Jonah Hill), Montaje y Sonido.


Trailer

Crítica

por Quim Casas (El Periódico)

No es de extrañar que Aaron Sorkin, el creador de El ala oeste de la Casa Blanca y guionista de La red social, sea uno de los dos firmantes del guión de Moneyball: rompiendo las reglas, ya que más que una película sobre el mundo del deporte norteamericano (el béisbol en este caso), que lo es por marco genérico y contexto argumental, se trata de un filme sobre los valores tradicionales del éxito y del fracaso, y eso era también en el fondo La red social y no un simple retrato de uno de los mesías de internet.

Detrás de Moneyball, además de su actor, productor y presumiblemente principal instigador, Brad Pitt, están varios personajes ligados al mundo de las palabras. Sorkin, por un lado, y Bennett Miller, director de Capote, una película acerca del autor de A sangre fría. En La red social, David Fincher daba pausa, por así decirlo, a la métrica vertiginosa y cortante de Sorkin, creaba contrapuntos visuales y restaba literalidad. El trabajo de Miller en Moneyball es mucho más académico, eficaz, ciertamente, pero demasiado pragmático. Hay una idea (la superación del fracaso) y un par de personajes que se complementan para lograrlo: un jugador de béisbol que no triunfó en el campo (o no logró lo que se esperaba de él) y quiere hacerlo en los despachos, y un joven economista de Yale que aporta brillantes e innovadoras ideas de gestión.

Moneyball es, en el fondo, un filme sobre el aprovechamiento de nuevos recursos a la búsqueda del éxito que parece ser lo único que otorga la felicidad. Tiene la pátina de las películas basadas en hechos reales, la solidez de su reparto, la escritura de Sorkin y una eficacia clásica.

Horarios

Lo sentimos, pero en estos momentos no hay horarios disponibles para esta película.