El Periódico de Catalunya

Jueves 09 Abril de 2020

On Barcelona

Los juegos del hambre

Imagen de Los juegos del hambre

ESTRENO: 20/04/2012

DIRECCIÓN: Gary Ross

REPARTO: Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth

www.warnerbros.es


SINOPSIS:

Mezcla de ciencia ficción, alegoría política indisimulada y thriller futurista, Los juegos del hambre adapta la novela de Suzanne Collins ambientada en unos Estados Unidos del futuro que ya no reciben el nombre de Estados Unidos. Ahora se trata de una nación llamada Panem. Más que una nación, es una organización gubernamental que lo controla todo de manera tiránica. El centro de Panem es un Capitolio a partir del cual se extienden 12 distritos que no tienen relación entre sí. Evocando otras películas sobre futuros imperfectos y deportes violentos y atroces, el filme de Gary Ross presenta un juego de supervivencia que se realiza anualmente y sirve como práctica intimidatoria con la que el Capitolio advierte a sus subordinados sobre posibles revueltas como la acontecida años atrás. Cada distrito tiene la obligación de enviar un chico y una chica cuyas edades estén comprendidas entes los 12 y los 18 años. Los juegos en cuestión, evocación futurista de la lucha a muerte en el coliseo romando entre los gladiadores, son retransmitidos por televisión y constituyen el máximo acontecimiento para una sociedad apuntalada en la violencia: de entre todos los combatientes, solo puede quedar uno con vida. La protagonista del relato sustituye en el último momento a su hermana, la chica elegida, y participa en este brutal juego por la supervivencia para el que la mayoría de los participantes se han pasado el año entero entrenándose.


Trailer

Crítica

por Nando Salvá (El Periódico)

Dado que Gary Ross es notable más por hacer películas muy correctas que por hacer películas buenas, está claro que fue elegido para dirigir Los juegos del hambre porque, aunque no fuera a aportar inteligencia y personalidad verdaderas, al menos no iba a romper nada, y porque posee la blandura necesaria para convertir una película sobre niños que se matan entre sí en algo inofensivo.

Teóricamente, Los juegos del hambre es una crítica a una sociedad idiotizada por la telerrealidad, y una parábola sobre la era del 99 por ciento aunque, eso sí, calculadamente vaga para hacer que tanto los indignados como la derecha se sientan cómodos. Sin embargo, es solo un entretenimiento impecable y por momentos francamente excitante (en parte gracias al inmenso atractivo de su heroína, Katniss Everdeen, una figura rocosa y distante pero adorable) que apunta varias ideas y no se compromete con ninguna. En realidad, la película es precisamente aquello que pretende desaprobar: un espectáculo deslumbrante pensado para distraernos de lo jodidos que estamos, aunque Ross no se atreva a jugar la carta de la autocrítica.

Asimismo, si el director hubiera sido menos aséptico, si nos hubiera convertido en testigos voyeurs de un show violento, habría dejado clara nuestra conexión con el futuro diatópico que plantea, pero no. Ha eliminado del juego cuanto tiene de brutal y de trágico y de inmoral, de modo que la película funciona como fantasía criminal para toda la familia, y el problema es que, de ese modo, ni los personajes ni nosotros mismos sentimos la sed, ni el frío, ni el tormento físico. Ni el terror. Ni el hambre.

Horarios

Lo sentimos, pero en estos momentos no hay horarios disponibles para esta película.