El Periódico de Catalunya

Sábado 21 Septiembre de 2019

On Barcelona

Looper

Imagen de Looper

ESTRENO: 19/10/2012

DIRECCIÓN: Rian Johnson

REPARTO: Joseph Gordon-Levitt, Bruce Willis, Emily Blunt

www.aurum.es


SINOPSIS:

Nada hacía presagiar que Rian Johnson, el realizador de la interesante y minimalista Brick (un ejercicio de cine negro clásico con personajes de instituto estadounidense) y la muy fallida Los hermanos Bloom (banal comedia sobre dos hermanos estafadores) iba a realizar una película como Looper, imaginativo thriller de ciencia ficción sobre los viajes por el tiempo, que ha costado 60 millones de dólares y tiene a Bruce Willis como protagonista. Hay una excepción, en todo caso: Johnson dirigió uno de los mejores y más arriesgados episodios de la tercera temporada de la teleserie puntera Breaking bad, el titulado La mosca, en el que toda la acción se concentra en un espacio único y con una mosca cojonera haciendo imposible el quehacer del personaje interpretado por Bryan Cranston. Solo por este trabajo, y lo original que resultaba Brick, Johnson merecía toda la confianza que perdió con Los hermanos Bloom. Looper nos lo devuelve en inmejorable estado de forma, a él, a Bruce Willis y a su actor fetiche, Joseph Gordon-Levitt (también lo es de Christopher Nolan), quien ya encarnó al adolescente protagonista de Brick. Looper parte de una premisa que haría suya el más inspirado Philip K. Dick. En el año 2072 es imposible cometer un asesinato pero quien desee cometerlos tiene una solución: enviar a sus víctimas a través del tiempo hasta el 2044, donde un looper (asesino profesional) se encargará de realizar el trabajo. Las cosas se complican (como le ocurría a Tom Cruise en Minority report) cuando el looper protagonista, encarnado por Joseph Gordon-Levitt, recibe el encargo de asesinarse a sí mismo 30 años después; ahora el personaje asume los rasgos de Bruce Willis, y el enfrentamiento entre los dos actores que son en realidad la misma persona resulta descomunal.


Trailer

Crítica

por Nando Salvá (El Periódico)

Looper es una película de viajes en el tiempo cuya última hora transcurre casi enteramente en una granja, y ese es solo uno de los modos que su director, Rian Johnson, tiene de pillarnos a contrapié. Nos ofrece algunas impecables secuencias de acción, pero también una atención a los personajes insólita según los estándares actuales del género, en buena medida porque usa el viaje en el tiempo menos como mecánica argumental que como soporte de un concepto.

Es decir, Looper rehúye las cuestiones teóricas más espinosas sobre paradojas temporales y procedimientos tecnológicos porque su asunto no es la alteración del futuro sino la alteración del yo. Johnson nunca retrata a su personaje, en versión joven o madura, como un héroe o un villano sino como un individuo que hace cosas buenas por malos motivos y viceversa, y de ese modo confunde nuestras simpatías y nos obliga a hacer preguntas: si tu versión futura te avisara de los errores que vas a cometer, ¿podrías evitarlos? ¿Matarías a un bebé si supieras que de mayor será un genocida? ¿Quién teje la hilera de decisiones que son nuestras vidas, nosotros mismos o un poder superior?

Es cierto que todas estas ideas no son ni mucho menos del todo nuevas pero, por el sofisticado sentido de la narración, la robusta paleta emocional y el devastador fatalismo que el realizador usa para manejarlas, Looper es una de las más logradas exploraciones de los dilemas filosóficos relacionados con los viajes en el tiempo que se recuerdan. Y una intriga noir increíblemente efectiva.

Horarios

Lo sentimos, pero en estos momentos no hay horarios disponibles para esta película.