El Periódico de Catalunya

20 Octubre de 2019

On Barcelona

La montaña rusa

Imagen de La montaña rusa

ESTRENO: 16/03/2012

DIRECCIÓN: Emilio Martínez

REPARTO: Verónica Sánchez, Ernesto Alterio, Alberto San Juan

www.altafilms.com


SINOPSIS:

No hace falta más que fijarse en los títulos de algunas de sus películas para comprender qué predilección siente Emilio Martínez Lázaro por las camas y por las intrigas sexuales y sentimentales que suceden en ellas. Primero dirigió Amo tu cama rica (1992); luego, El otro lado de la cama (2002); después, Los dos lados de la cama (2005). Ahora, La montaña rusa relata el tardío descubrimiento del sexo por parte de una mujer (Verónica Sánchez) que se enamora de un hombre al que ama pero con el que no congenia sexualmente (Alberto San Juan) y a la vez se engancha perdidamente con otro que la pone como una moto (Ernesto Alterio). Martínez Lázaro resuelve estre triángulo amoroso con mucho humor y muchas escenas de cama.


Trailer

Crítica

por Quim Casas (El Periódico)

Una historia de amor triangular, en la que la mujer encuentra el mejor de los sexos posibles en un hombre y el cariño y un cierto confort en otro, puede tratarse de cien formas distintas. Emilio Martínez Lázaro ha escogido el de la comedia, con la misma tonalidad de sus aproximaciones al musical. No en vano el terceto protagonista, Verónica Sánchez, Ernesto Alterio y Alberto San Juan, ya coincidió en la segunda de sus comedias musicales, Los dos lados de la cama, por lo que, aunque en un registro algo más severo, La montaña rusa adquiere un tono muy similar y una forma igual de distendida, aunque a veces harto tópica, para tratar los devaneos, desequilibrios y complejidades de las relaciones afectivas.

Martínez Lázaro lo basa todo en sus actores. El guión es como un punto de partida, y la puesta en escena una simple ilustración. Lo que le interesa es extraer esa especie de candidez innata que a veces sabe expresar muy bien Alberto San Juan, o el tono más canalla del personaje de Alterio, un actor shakesperiano que provocaba hilaridad en las representaciones del instituto y se gana la vida como payaso, aunque sea en espectáculos de sexo en directo. En medio, un personaje tan prosaico como el que encarna Verónica Sánchez, que debería estar atormentada por querer igual a dos hombres y no poder decidir. Pero estamos en el territorio de la comedia, así que se toma con filosofía digna de estudio el bipartidismo del corazón y del sexo. Martínez Lázaro ha domesticado mucho su estilo en relación a sus primeros filmes (Las palabras de Max), instalado en un terreno tan confortable como el de algunos de sus personajes de ficción.

Horarios

Lo sentimos, pero en estos momentos no hay horarios disponibles para esta película.