El Periódico de Catalunya

05 Abril de 2020

On Barcelona

J. Edgar

Imagen de J. Edgar

ESTRENO: 27/01/2012

DIRECCIÓN: Clint Eastwood

REPARTO: Leonardo DiCaprio, Armie Hammer, Naomi Watts

www.warnerbros.es


SINOPSIS:

En 1924, con solo 29 años, Edgar Hoover fue nombrado director general del FBI con la misión de reorganizar la institución y ocupó el cargo hasta su muerte en 1972. Durante esos años sobrevivió a siete presidentes, alguno de los cuales intentó inútilmente destituirlo. Los archivos que Hoover guardaba celosamente, llenos de secretos inconfesables de personalidades importantes, lo convirtieron en uno de los hombres más poderosos y temidos de la historia de los Estados Unidos. Maquillado como si tuviera 50 años más de los que tiene, Leonardo DiCaprio encarna a un anciano Hoover que recuerda y embellece sus experiencias pasadas mientras sigue al pie del cañón de su oficina federal. A Eastwood le interesa sobre todo el personaje, como ya ocurrió por ejemplo en su filme sobre Charlie Parker, Bird, antes que los elementos más conocidos o escandálosos, pero la película solo alcanza cierta altura cuando bucea en las contradicciones del reaccionario personaje: la relación con su madre, la agazapada homosexualidad, la historia de amor oculta con su principal colaborador o las relaciones con los presidentes del país...


Trailer

Crítica

por Quim Casas (El Periódico)

J. Edgar parece un proyecto personal de Clint Eastwood, ya que reune elementos afines a él de orden temático, histórico y estético (la recreación de toda una época a partir de un trabajo fotográfico fundamentado en las sombras y los colores difusos, casi en blanco y negro, algo muy habitual en el director de Bird).

Pero el filme puede verse también como un jalón de lo más coherente en la singladura de su actor principal, Leonardo DiCaprio, que aquí aborda la recreación gestual y emocional de un personaje complejo, aunque lo más reconocible de él sea el convertirse en adalid de las virtudes patrióticas norteamericanas y acicate de los comunistas, del mismo modo que en El aviador, de Martin Scorsese, recreó al magnate Howard Hughes, otro personaje sintomático de la confusa sociedad estadounidense de los años 30 y 40 convertido, igualmente, en obsesivo cazador de comunistas.

J. Edgar Hoover, el fundador del FBI, y Howard Hughes, el productor de I married a communist, tenían demasiadas cosas en común para que la presencia de DiCaprio en dos películas sobre ellos sea una mera concidencia. El actor hace suyo el personaje en este relato construido desde el presente, poco antes de la muerte de Hoover, hacia el pasado mediante constantes flashbacks. El maquillaje que lo envejece a él y a su amigo íntimo no es precisamente lo mejor del filme, lo que crea una cierta distancia. Sin embargo, todo lo concerniente al secuestro del hijo de Charles Lindbergh posee una fuerza inquietante. Esto también es muy de Eastwood: El intercambio ya era un filme ambientado en los años 30 sobre el rapto de un niño.

Horarios

Lo sentimos, pero en estos momentos no hay horarios disponibles para esta película.