El Periódico de Catalunya

Jueves 01 Octubre de 2020

On Barcelona

Expediente Warren: El caso Enfield

Imagen de Expediente Warren: El caso Enfield

ESTRENO: 17/06/2016

DIRECCIÓN: James Wan

REPARTO: Vera Farmiga, Patrick Wilson, Frances O'Connor

www.warnerbros.es


SINOPSIS:

País/Año: Estados Unidos, 2016
Lorraine y Ed Warren, en una de sus investigaciones paranormales más aterradoras, viajan al norte de Londres para ayudar a una madre soltera que vive sola con sus cuatro hijos... Tras el éxito del primer Expediente Warren, el director James Wan vuelve a la cartelera con un segundo caso de posesión demoníaca/casa encantada para sus especialistas en demonología. Si la primera historia se basaba en el suceso de Amityville, la segunda lo hace en otro famoso caso real, sucesido en las afuras de Londres en los años 70. El director de Saw e Insidious trata de construir una tensa atmósfera de terror con ese toque de humor tan habitual en el género.


Trailer

Crítica

Si Expediente Warren (2013) confirmó a James Wan como el director más eficaz del cine de terror mainstream, no fue por su originalidad –su historia, la aterradora batalla de una familia humilde contra el maligno, era puro arquetipo– sino por el estilo con el que manejaba las convenciones del género. De nuevo basada en los casos reales de demonología resueltos hace 40 años por Ed y Lorraine Warren, también esta secuela es más de lo mismo, aunque con énfasis particular en el más: es más larga, más elaborada, más dramática y más llena de sobresaltos. En suma, intenta alcanzar un estatus épico. Y quizá lo logre, aunque sin alcanzar la altura de su predecesora.

De nuevo, Wan se muestra increíblemente hábil construyendo atmósfera y tensión. La cámara se mueve con elegancia en busca de visiones inquietantes y dando miedo a través de la luz y las sombras. Sin embargo, esta vez el director recurre más a menudo a tácticas facilonas y a personajes que toman el tipo de decisiones estúpidas habituales en las películas no dirigidas por Wan.

Asimismo, hay varias escenas o innecesarias o largas en exceso. Pasa una hora antes de que los Warren entren en faena, y para entonces, los 134 minutos de metraje ya hacen mella. Por otro lado, el tiempo extra es usado para acentuar nuestra empatía con los personajes, y eso hace que el mal infligido sobre ellos sea más aterrador. De hecho, Wan está tan atento a eso, que acaba poniendo el foco en el amor. Superhéroes defensores de la familia y la fe cristiana, los Warren a ratos son cursis en exceso, pero verlos en peligro resulta conmovedor porque no podemos evitar quererlos como se quieren entre sí, y eso hace de El caso Enfield una película sorprendentemente tierna.

Horarios