El Periódico de Catalunya

Miércoles 19 Junio de 2019

On Barcelona

Django desencadenado

Imagen de Django desencadenado

ESTRENO: 18/01/2013

DIRECCIÓN: Quentin Tarantino

REPARTO: Jamie Foxx, Christoph Waltz, Leonardo DiCaprio

www.sonypicturesreleasing.es


SINOPSIS:

Dos años antes de estallar la guerra civil americana, King Schultz, un cazarrecompensas alemán que sigue la pista de unos asesinos, promete al esclavo de color Django dejarlo en libertad si lo ayuda a atraparlos. Una vez terminado el trabajo, Django prefiere seguir al lado del alemán. Su objetivo es encontrar y rescatar a Broomhilda, la esposa que perdió hace tiempo en el mercado de esclavos. La búsqueda de Django y Schultz finalmente los lleva hasta Calvin Candie, propietario de la infame plantación Candyland... En plan cocinero de vanguardia, Tarantino se dedica últimamente a deconstruir sus géneros favoritos. Con Django le toca el turno al spaguetti western de los 60 y 70; y todos los ingredientes carácterísticos del cine de Tarantino -el impacto visual, la verborrea, el impecable uso de la música pop...- se trasladan al far west con total naturalidad.


Trailer

Crítica

por Nando Salvá (El Periódico)

A estas alturas, sería una sorpresa que una nueva película de Quentin Tarantino no funcionara como homenaje a alguna vertiente del cine exploitation de los 70. Django desencadenado, en todo caso, pretende ser más que eso. Para empezar, quiere certificar la relativa madurez que supuso la película previa de Tarantino, Malditos bastardos, hablando de algo más que de la ferviente cinefilia de su autor. En concreto, trata de ser una representación insólitamente audaz de la historia de violencia que conllevó el nacimiento de Estados Unidos, de confirmar a Tarantino como el historiador más irreverente del cine americano actual. Es una pena que, en realidad, no tenga nada significativo que decir acerca de la historia de subyugación racial americana, más allá de que la esclavitud fue algo terrible. Su cabreo contra el racismo suena genuino, pero también poco elaborado, como el enfado de un hombre blanco por algo que leyó en un libro.

También tras Malditos bastardos, Django continúa la cruzada de Tarantino por combatir a los grandes opresores de la historia a través de sus películas, de modo que los oprimidos obtengan por fin su venganza. En ese sentido, Django es un héroe rebelde, determinado y lleno de coraje (todo lo contrario que el resto de esclavos que la película retrata). Su existencia es, además, un acto de provocación y de reparación, contra la esclavitud pero sobre todo contra todas esas películas de Hollywood, títulos como Adivina quien viene esta noche o Criadas y señoras, que han perpetuado la imagen del negro sumiso y, de paso, han blanqueado la Historia.

El problema es que Tarantino hace trampa: enfrenta al héroe a un reparto lleno de villanos blancos y alguno negro de maldad cartoonesca, que permiten a espectadores de todos los colores celebrar la violencia de Django sin sufrir un conflicto de intereses emocionales. Contemplando a Jamie Foxx cargarse a todo blanco que se le cruza, cualquier WASP puede lavarse las manos respecto a su culpa histórica y usarlas para hacer palmas, especialmente porque la conciencia racial de Django es relativa: todo cuanto le importa es su amada, y a la mayoría de esclavos que encuentra en su camino los trata con desdén.

Mientras tanto, Tarantino hace gala de los diálogos sin parangón. En general, Django desencadenado es una película condenadamente entretenida. Sin embargo, las icónicas anotaciones fílmicas tarantinianas comienzan a percibirse cada vez más ajenas a los verdaderos objetivos del director -el cameo de Franco Nero es lamentablemente superficial; con los intertítulos el director parece estar recordándose a sí mismo la necesidad de ser posmoderno, y algunos segmentos que arrancan prometedores se hacen interminables mientras otros se revelan innecesarios-.

Respecto al baño de sangre final, la explicación más lógica es que así es como, se supone, tiene que acabar una película de Tarantino, pero en cualquier caso demuestra que, después de haber construido un universo apropiadamente horrible, su creador no sabe muy bien qué hacer con él.

Horarios

Lo sentimos, pero en estos momentos no hay horarios disponibles para esta película.