El Periódico de Catalunya

Viernes 28 Febrero de 2020

On Barcelona

Asalto al poder

Imagen de Asalto al poder

ESTRENO: 13/09/2013

DIRECCIÓN: Roland Emmerich

REPARTO: Channing Tatum, Jamie Foxx, Maggie Gyllenhaal

www.fox.es


SINOPSIS:

Roland Emmerich recupera una de las imágenes icónicas de su filmografía: la de la Casa Blanca arrasada por los extraterrestres. Pero en Asalto al poder no hay marcianos sino terroristas que han tomado por asalto la casa presidencial. Como si de un nuevo John McLane se tratara, a un Channing Tatum que simplemente estaba de visita, le toca a él solito resolver la papeleta y triunfar donde las fuerzas de seguridad han fracasado.


Trailer

Crítica

por Nando Salvá (El Periódico)

Asalto al poder es, en primer lugar, producto del reciclaje: Roland Emmerich ha creado una película entera alrededor de la imagen más icónica de toda su filmografía, la explosión de la Casa Blanca en Independence day, y asimismo ha rescatado de aquella precursora un retrato absurdamente romántico del presidente de Estados Unidos como héroe inmaculado.

En todo caso, esta película es ante todo una copia desprejuiciada de muchos otros thrillers de acción pero sobre todo de uno: Emmerich esencialmente ha rehecho La jungla de cristal aunque, eso sí, en formato más ruidoso y, sobre todo, más estúpido: el director alemán logra aquí que un ataque al domicilio presidencial resulte sustancialmente menos plausibles que el ataque alienígena de Independence day. Súmense a ello generosas dosis de patriotismo hortera y el resultado se acerca sin miedo a la autoparodia.

Es decir, Asalto... aspira a ser tomada en serio, pero no mucho. Eso, claro, no sirve para disculparlo todo. La película es media hora demasiado larga como mínimo. Pasados 60 minutos, la trama se planta en un punto a partir del que parece no tener adónde ir más que a la conclusión, pero en lugar de eso el alemán Roland Emmerich empieza a someterla a los contoneos necesarios para mantenerla viva durante 70 minutos más. Eso incluye subtramas habituales como un niño en peligro, villanos que explican sus enrevesados planes y, cómo no, cínicas escenas diseñadas para recordarnos que nada es más importante que la familia.

Y hablando de cinismo: Asalto al poder hace que sus héroes luchen para defender un proceso de paz pero por otra parte incluye sin reparos montones de violentas muertes de gente sin importancia. ¿Será consciente Emmerich de lo irónico que eso resulta?

Horarios

Lo sentimos, pero en estos momentos no hay horarios disponibles para esta película.