El Periódico de Catalunya

Miércoles 20 Marzo de 2019

On Barcelona

360. Juego de destinos

Imagen de 360. Juego de destinos

ESTRENO: 31/05/2013

DIRECCIÓN: Fernando Meirelles

REPARTO: Jude Law, Rachel Weisz, Ben Foster

www.vertigofilms.es


SINOPSIS:

El director Fernando Meirelles sigue en 360. Juegos de destinos el modelo Babel: multitud de escenarios y narrativa deslabazada para narrar los avatares románticos de una serie de personajes interconectados. Comenzando en Viena, la película entreteje relatos en París, Londres, Bratislava, Río, Denver y Phoenix. Un hombre de negocios se enfrenta a una dura decisión: serle fiel o no a su mujer. A partir de este momento se origina una serie de acontecimientos que se desarrollan alrededor del mundo con consecuencias dramáticas, haciendo que la trama acabe volviendo 360 grados al lugar de la decisión original.


Trailer

Crítica

por Nando Salvá (El Periódico)

Igual que Babel (2006), esta película confunde el enredo narrativo con la profundidad y la dispersión narrativa con la envergadura, como si una historia ambientada en Viena, Bratislava, Londres, París y Denver fuera necesariamente una gran historia. También como aquel odioso modelo, 360. Juegos de destinos sostiene que todos estamos conectados –en este caso, por el amor y el desamor y el deseo sexual– y que por tanto el aleteo de una mariposa en Sâo Paulo puede hacer que Angela Merkel sufra ardor de estómago o, en otras palabras, que una cadena imposible de coincidencias es señal inequívoca de trascendencia. Para convencernos de todo eso, el director Fernando Meirelles tiene tanta prisa por acumular miserias que se limita a encadenar situaciones y personajes sin dejar que ninguno de ellos desarrolle matiz alguno o deje una huella perceptible y, en cambio, imponiéndoles a todos ellos comportamientos antinaturales o directamente absurdos.

Fernando Meirelles y el guionista de la película, Peter Morgan, aseguran haberse inspirado en La ronda (1903), tratado de Arthur Schnitzler sobre la atracción y la depredación sexuales, pero aquella obra escondía un final amargo –lo que todos los personajes tenían al final en común era la sífilis– y 360. Juegos de destinos sustituye la misantropía por el optimismo más artificioso y cursi. ¿La ronda, dicen? Más bien Love, Actually.

Horarios

Lo sentimos, pero en estos momentos no hay horarios disponibles para esta película.