El Periódico de Catalunya

Lunes 18 Diciembre de 2017

On Barcelona

Manchester frente al mar

Imagen de Manchester frente al mar

DURACIÓN: 135 min

PAÍS: Estados Unidos

GÉNERO: Drama

ESTRENO: 03/02/2017

DIRECCIÓN: Kenneth Lonergan

REPARTO: Casey Affleck, Michelle Williams, Kyle Chandler, Lucas Hedges, Tate Donovan, Erica McDermott, Matthew Broderick, Gretchen Mol, Kara Hayward, Susan Pourfar, Christian J. Mallen, Frankie Imbergamo, Shawn Fitzgibbon, Richard Donelly, Mark Burzenski


SINOPSIS:

Narra la historia de los Chandler, una familia de la clase obrera afincada en Massachusetts. Tras el fallecimiento de su hermano mayor, Lee se convierte en el tutor legal de su sobrino. Inesperadamente, Lee se ve obligado a enfrentarse al trágico pasado que le llevó a separarse de su esposa Randi y de la comunidad en la que nació y creció... En un año marcado por la magia nostálgica de La la land, también hay hueco para un melodrama familiar, Manchester frente al mar, en torno al dolor y la pérdida que, si bien al principio se muestra seco y agrio, acaba por alcanzar una dimensión trágica imposible de describir. Es sin duda una de las películas más tristes del año. Pero tiene la habilidad de no caer en el exhibicionismo. No apela a la lágrima fácil ni a la manipulación emocional.


Trailer

Crítica

por Beatriz Martínez (El Periódico)

¿Cómo expresar el dolor en la pantalla? El verdadero dolor, el que nace de las entrañas y no se puede canalizar de ningún modo. ¿Cómo hacerlo palpable en imágenes sin caer en el exhibicionismo o en el artificio sentimental? Hay que tener mucha delicadeza para tratar el tema de la pérdida, para adentrarse en los demonios internos que conlleva el sentimiento de culpa. Hay que ser un maestro de las emociones y de la sutileza y dejar que los personajes vayan abriendo poco a poco su corazón para dejarnos acceder a sus miserias. Eso es lo que hace Kenneth Lonergan en Manchester frente al mar, y lo que convierte esta película en una obra importante.

El director va modulando un relato presente que en realidad adquiere todo su sentido en el pasado. Un pasado que se irá revelando paulatinamente hasta que nos demos de bruces con ese vacío que acompaña desde el principio al personaje protagonista, un hombre que lo ha perdido todo y que es incapaz de reconciliarse consigo mismo. Lonergan compone una sobrecogedora pieza en torno al fracaso vital. Y cuenta con una de esas interpretaciones, la de Casey Affleck, tan austeras como reveladoras a la hora de materializar solo con una mirada, sin ninguna épica melodramática, la rabia y la pena más insondable. Por eso, cuando llegamos al devastador encuentro final entre Michelle Williams y Affleck, toda la congoja contenida explota, a modo de catarsis expiatoria, en un llanto amargo y seco.

Horarios

Lo sentimos, pero en estos momentos no hay horarios disponibles para esta película.