El Periódico de Catalunya

Lunes 25 Septiembre de 2017

On Barcelona

La gran belleza

Imagen de La gran belleza

ESTRENO: 05/12/2013

DIRECCIÓN: Paolo Sorrentino

REPARTO: Toni Servillo, Carlo Verdone, Sabrina Ferilli

www.wandavision.com


SINOPSIS:

Roma, un verano en todo su esplendor. Jep Gambardella es un hombre atractivo y seductor irresistible, que hace ignorar a cualquiera sus primeros signos de envejecimiento. Jep disfruta al máximo de la vida social de la ciudad y asiste a cenas y fiestas chic, donde su ingenio y deliciosa compañía son siempre bienvenidos. Periodista de éxito y seductor innato, escribió una novela de juventud con la que consiguió un premio literario y su reputación de escritor frustrado. Ahora esconde su desencanto tras una actitud cínica que le lleva a ver el mundo con cierta lucidez amarga. Cansado de su estilo de vida, Jep sueña con volver a escribir.


Trailer

Crítica

por Quim Casas (El Periódico)

El cine de Paolo Sorrentino, el último enfant terrible de la aparentemente renacida cinematográfica italiana, tiene un mérito incuestionable que comparte con autores como David Lynch, Leos Carax, Terrence Malick o incluso el último Jean-Luc Godard: no deja indiferente a nadie, o gusta mucho o gusta más bien nada. El director rizó el rizo con su anterior mezcla cosmopolita de drama, thriller y odisea de un cazador de nazis con pinta de Robert Smith, Un lugar donde quedarse.

Con esta película, La gran belleza, el realizador vuelve a Italia, a una geografía reconocible por buena parte de los espectadores: la Roma decadente que antes retrató Federico Fellini en La dolce vita y que ahora observa Sorrentino con similar sentido del fasto y ridiculez lúdica. Las equivalencias de esta con la película felliniana son notables, aunque evidentemente los dos filmes retratan épocas y figuras bien distintas, aunque en cuanto al tema son coincidentes. Los paparazis de antaño son sustituidos por una variopinta gama de personajes en este gran desfile moderno sobre la decadencia de la opulencia. Políticos, mafiosos, aristócratas en vías de extinción, periodistas, curas y artistas son observados bajo la lupa desencantada del personaje encarnado por el excelente Toni Servillo, un escritor indolente que puede ser pariente del personaje de Marcello Mastroianni de La dolce vita. Pero pese al contexto y al buen trabajo de interpretación de Servillo, el drama La gran belleza se regodea demasiado en su efectismo, en su parafernalia (la primera y larga secuencia de la fiesta) perdiendo por el camino su anunciada capacidad de corrosión.

Horarios

Lo sentimos, pero en estos momentos no hay horarios disponibles para esta película.