El Periódico de Catalunya

Sábado 25 Noviembre de 2017

On Barcelona

10.000 A.C.

Imagen de 10.000 A.C.

DURACIÓN: 109 min

PAÍS: Estados Unidos

GÉNERO: Aventura

DIRECCIÓN: Roland Emmerich

REPARTO: Steven Strait, Camilla Belle, Cliff Curtis, Mona Hammond, Omar Sharif, Tim Barlow, Marco Khan, Reece Ritchie, Mo Zinal


SINOPSIS:

El director y productor alemán Roland Emmerich es especialista en generar multimillonarios ingresos en taquilla a base de efectos especiales y grandilocuentes espectáculos. Suyas son películas como Stargate, Independence day, Godzilla o El día de mañana. Su última propuesta nos lleva a la prehistoria de los cómics y la literatura juvenil más fantasiosa. 10.000 A.C. evoca una civilización perdida en la que los mamuts y los tigres de dientes de sable conviven con tribus y culturas a cada cual más exótica.


Trailer

Crítica

por Quim Casas (El Periódico)

Puede que Jerry Bruckheimer sea el productor más rocoso y más chulo que haya dado el cine estadounidense en años: ahí están La roca, Con Air, Armageddon, Pearl Harbor o las miradas interesantes del oficial Horatio en CSI: Miami para demostrarlo. Pero le ha salido un duro competidor en Roland Emmerich, que dirige pero también produce sus propias películas: Stargate, Independence day, Godzilla y El día de mañana.

No era de extrañar, con lo escasamente refinado que es concibiendo historias, que al cineasta alemán le diera por rodar una película ambientada en la prehistoria. Aquí trata de evocar una civilización perdida en la que los mamuts, los tigres de dientes de sable y las aves prehistóricas conviven sin armonía con jinetes de aspecto islámico a caballo --ya tenemos lectura política y contemporánea--; esclavos de distintas razas; embarcaciones que aletean como mariposas con grandes velas rojizas; sacerdotes con uñas a lo Fu Manchú y una tribu africana con cabellera rasta. Todo un cursillo para no adictos a la antropología.

Más digital de la cuenta, 10.000 es un batiburrillo bastante insensato en sus claves mitológicas, filmado sin demasiada convicción y montado a lo bruto. Emmerich glosa la figura del héroe (Steven Strait) presentándolo como el único hombre que puede conducir a las tribus esclavizadas a su liberación. Nada que no se haya contado mil veces, supeditado aquí de manera preocupante a la imagen digital --los combates, la manada de mamuts--, que en afea y entorpece más que soluciona problemas.

Horarios

Lo sentimos, pero en estos momentos no hay horarios disponibles para esta película.